viernes, febrero 02, 2007

CAMINICO A VALENCIA

Ya tengo el plan de entrenamiento del mes de Febrero siendo lo más destacable la maratón de Valencia, el día 18 de Febrero domingo por la mañana. Nos iremos Txema con Rosa, Mariló y un servidor,allí haremos noche y el domingo después de la maratón para Murcia rapidicos que no es bueno estar tanto tiempo en el área de influencia de Rovira, jajaj. allí nos veremos con garbancito y saldremos de esta como podamos, yo no tengo muy claro que pueda terminar los 42 km, pero bueno, vamos a intentarlo que por mí no quede, que no va a quedar.. todos los demás días no tiene nada reseñable, es decir, a entrenar como un cabrón, ya no me pilla de sorpresa las salidas de 150 km en la bici, salidas de dos horas a pie, nadar tres días a la semana por encima de 4.500 metros al día, todas estas distancias allá por el mes de septiembre lo veía como una barbaridad, como algo inhumano y ahora lo veo lo más normal, se me viene a la mente la primera salida de 150 km con garbancito que estuvimos por lo menos 15 días hablando de ello como si fuera una matanza, ahora practicamente no le damos importancia hasta que estamos encima de la bici y nos acordamos de lo jodido que es. Hemos llegado a un punto que da igual el entrenamiento a realizar, lo hacemos y punto, parece que el cuerpo está más habituado a estos esfuerzos y recupero bastante mejor, en la piscina cada vez nado más rápido, con mejor estilo, o por lo menos esa es la sensación que me da y lo que me comentan los chicos del club natación costa Cálida.

Estoy realizando gestiones para traer una bicicleta carbono enteretica, de China, tanto garbancito y yo, sacando cuentas resulta que la misma bicicleta comprada aquí nos sale por la mitad en China, es un poco más lioso pero bastante más económico, por lo tanto Rocinante está a punto de jubilarse, esperando darle la bienvenida a Babieca.

Por cierto el otro día mí Mariló se enfadó conmigo pues dice que le estoy prestando más atención a Roth que a ella, no está mal, después de 5 meses entrenando que la primera reprimenda llegue ahora está muy bien, al final se le pasó, que remedio, pero bueno, esto va para adelante,.

Todavía no tengo la sensación de que la cuenta atrás haya comenzado, lo veo todavía como muy lejos, supongo que esto será como la época de los exámenes, conforme se vaya acercando el momento la tensión aumentará, pero esto por ahora no pasa.

En fin, que me voy a cenar a casa de José Carlos-Begoña, que desde hace varias semanas estamos posponiendo la cita por diversos motivos, no sé me acaba de llamar diciendo que no le queda ginebra de la que a mí me gusta, mal empezamos, ajjaja. bueno tropa, a seguir luchando, ah, por cierto, no he dicho nada de mí pierna corta, para mañana.

1 comentario:

xarli dijo...

Si, si... vale que no tenía Bombay, pero no te quejarás del menú, ¿eh?... internacional total: cannard (desplumé) y un Bordeaux, para que te sintieras un poquico más cerca de Roth.
En fin, que si no es porque mi Begoña y yo nos fuimos a la cama, no os váis ni a la de tres.
Y lo que son las cosas, ahora resulta que nuestras respectivas son dos artistas con el pincel, y nosotros dos pinceles artistas; nuestro arte lo mismo es de brocha gorda, no sé yo, porque más que pintar, creo que borramos las rayas del asfalto, de lo rapidico que empezamos a ir, jeje.
Venga, después de Santa Pola, ahora a la conquista de Valencia, como El Cid.