sábado, abril 21, 2007

DOBLE OLIMPICO "CLANDESTINO" SANTA POLA.2007

El sábado 21 de Abril tenía un cita muy importante para mí, los compañeros de Santa Pola habían organizado un doble olímpico de entrenamiento, desde aquí darles las gracias, ya que con los medios que disponían consiguieron unos resultados organizativos superiores, y mi enhorabuena pues la experiencia a mí me gustó bastante, sin olvidar que ha sido muy positiva.

Bueno, pues empezamos. Quedamos con garbancito a las 7.30 para irnos a Santa Pola, para estar allí sobre las 8.30 y que nos diera tiempo a prepararlo todo, aunque era un entrenamiento a todos nos gusta llegar con tiempo, pues ir con prisas joder bastante, ya que se olvidan pequeños detalles que luego pasan factura.
Que no se me olvide, que allí apareció gente muy buena, perdonarme que no me sepa los nombres pero es que soy un desastre, pero la planta que tenían era del copón, lo que si puedo decir es que el que no iba a Lanzarote iba a Roth, Frankfurt, o otro de larga distancia, pero si puedo decir que allí estaban, Txema, Labiano, Rebeca,Luisa,garban, etc..., por supuesto Alfonso(entrenador) que durante la comida que dijo: yo nada más conocerte supe que eras un diamante en bruto, jajajaj. de la huerta pero diamante.jajjaa. Ah! mí Mariló también me acompañó como siempre , el que me falló fué mí padre, que decía que estaba cansado, y el muy fresco se fue con mí tio de bares, jajajaj.

Bueno pues nos ponemos los trajes, nos explican el recorrido, tres boyas y vuelta, yo le digo, perdona! pero yo sólo veo dos, me dice, es verdad lo que pasa que la tercera desde aquí no se ve, joder, joder, joder, yo que en mi vida he nadado 3.000 metros fuera de la piscina, que fuerte,efectivamente no se veía pero era de los lejos que estaba, a 1.500 metros., debo decir que estaba allí. jajajja. ya tenía el miedo en el cuerpo, pero eso no es lo peor, garban estaba peor que yo, se despidió de todos, hizo un testamento verbal, a mí me legó el casco de la bici, jajaj.

Empezamos, bueno, el agua estaba fresca, fresca, fresca,.... voy bien, a mí ritmo pero bien, me tranquilizo, pues adelanto a varios en los primeros 500 metros, llego a la última boya(la que no se veía), sigo cómodo, a la vuelta me despisto varias veces cogiendo rumbo a Ibiza, jajjaaj, lo peor de nadar en el mar con poca gente, las referencias tan lejos, es que la orientación es muy difícil, uno de los componentes de aventura que tiene el triatlón,total que llego al final sin saber si lo había hecho bien o mal, pero viendo la cara de asombro de Mariló cuando me ve me desconcierta, y es que Txema iba detrás mio, joder que subidón, es decir, asombro pero de lo avanzado que iba, vaya un maquinón que estoy hecho, jajajaj. Por cierto, garban, seguía en el agua, al final cuando salió una representación de la fauna marina fueron a despedirse de él, pues de tanto tiempo que estuvo en su medio consiguió hacer buenos amigos marinos, luego durante la comida le preguntaba al camarero que cuando habían pescado los calamares, ya que si era de esa mañana el no quería pues seguro que eran amigos suyos.jajjaaj.

Hago la transición rápida de la bici, salgo dispuesto a perderme en el circuito marcado, pero es curioso, la suerte a veces te espera a la vuelta de la esquina, resulta que cojo a un grupo de 4 y allí iba el que había diseñado el circuito, Bendito sea el Creador!, le hice un marcaje al hombre durante los 86 km, jajajaj. El circuito estuvo bien, pasando por la garganta de Crevillente, que allí nos pusimos al rojo vivo, luego todo picando para abajo aunque viento en contra, dejamos las bicis, y los que van a Lanzarote hicieron 21 km, los que vamos a Elche, 7 km, muy bien a buen ritmo, muy contento, ducha rápida, como teníamos que esperar a los hacían los 21 km, Txema, garban, Rosa, Mariló y un humilde servidor en un alarde de planificación y adaptación al medio, nos metimos en un bar muy coqueto dando cuenta de varias cervezas por cabeza en un tiempo asombroso, jajajaj. (la cuarta prueba), luego durante la comida con todos los que participamos en la prueba, pasamos un rato divertido pues es difícil encontrar tanta gente junta que tenga tu misma afición, o locura. en fín que esto ha sido a grandes rasgos lo ocurrido en Santa Pola.

PD. Hoy domingo tenía que hacer 100 km con puertos, bueno, pues en el Cabezo de la Plata nos ha caído una lluvía impresionante, joder que sólo hemos hecho 66 km, calaicos, calaicos, jajjja.







3 comentarios:

xarli dijo...

¡Menudo fin de semana para los "carrillo man"!... los 3 futuros finisher intimando con los pescaos (seguro que con el neopreno puesto, y vista la foto en la que salís los tres, hasta alguna sardinica os echó el ojo... ¡garban, cuidao que tú eres el que más tiempo pasa en el agua!), el capi coronándose campeón de España en su categoría y un servidor, en Petrer, pisándole los talones al mismísimo Ivan Raña... ¡como lo leéis! Con un poco de práctica en la primera transición lo mismo hubiera llegado antes que él. ¡Que si, que estuvo allí el Raña, que no es invención!... yo con Raña y vosotros con las "rañas", je-je.

Por cierto, Stani, ya sabes que yo también he confiado siempre en tí (yo pienso casi lo mismo que Alfonso, aunque el piensa en lo del diamante y yo en lo de bruto, je-je), y por eso en las medias que hemos hecho "juntos", he intentado seguir tu rueda... Y me alegro de esa gran evolución tuya, ¡fijate que ya hasta posas para las fotos cuando vas corriendo! (que a eso ya sabes que no me gana nadie).
En fin, ayer en Petrer decían por la megafonía que iban a Roth 11 integrantes del equipo de allí y que hacer un Ironman debe ser un objetivo de todo deportista al menos una vez en la vida... yo creo que voy a tener unos cuantos años de jornada de reflexión, ja-ja.

Andreseitor dijo...

Joer Stani, si estás hecho una sirenita!. Como nadas!.
Luego me cuentas los trucos para ponerse y quitarse el neopreno. De momento veo el de la toalla en el suelo...

stani dijo...

La toalla, para mí es importante, pero no por el neopreno, sino después ya que si te queda restos de arena en las zapatillas, sobre las de correr, te hacen heridas, doy fé de ello, en mi primer triatlón en Alicante.